miércoles, 14 de abril de 2010

¡BIENVENIDOS

Bueno, bueno… Así que habéis logrado descubrir los mensajes ocultos con jugo de limón en la carta que os envié. Muy bien. Espero que el esmirriado de vuestro maestro no os haya ayudado a resolver este primer enigma, pues de lo contrario tendrá que vérselas conmigo. Y os aseguro que eso no es algo muy agradable. ¡JAJAJAJAJA!

Pero… perdonadme por ser tan maleducado. ¡Todavía no me he presentado! Mi nombre es Vincent y…bueno, tengo un grave problema. Veréis: unos tipos bastante peligrosos han robado siete famosos cuadros míos de algunos de los museos más importantes del mundo, y dicen que sólo los devolverán si encuentro siete pistas ocultas en una determinada ciudad. Yo, la verdad, ya estoy muy viejo para estos trotes. Este año cumpliré 157 años, jeje, así que he pensado ¿por qué no me ayudan estos simpáticos mozalbetes de La Solana? Naturalmente, os recompensaré por vuestra ayuda, y si lográis llegar hasta el final os revelaré el lugar dónde se esconde un bonito tesoro. Para que nos aclaremos: cada pista que descubráis obligará a los ladrones a devolver uno de los cuadros robados al museo correspondiente, y a vosotros os reportará 1/7 de un mapa del tesoro, que indica dónde se encuentra éste. Sólo tras haber superado las siete pruebas tendréis completo vuestro mapa, y con él obtendréis la ubicación exacta del tesoro.

La mala noticia es que para conseguir cada parte del mapa deberéis resolver primero las pistas. Cada pista os va a proporcionar dos datos: por un lado, el lugar dónde se encuentra escondida ésta; por otro, el maestro o maestra encargado de buscar esa pista.

No quisiera terminar este primer contacto con vosotros sin pediros un último favor. Veréis: mi situación, como sin duda ya os habréis imaginado, es ahora mismo muy delicada. Debo permanecer escondido si quiero mantenerme a salvo de esos ladrones de cuadros. Por ese motivo tengo que obrar con extrema cautela. Creo que la opción más segura es que nos comuniquemos por medio de este blog. En él iré depositando las pruebas que deberéis ir superando, y vosotros podéis mandar a mi email las respuestas a mis pruebas.

Por cierto, ya veo que todavía no habéis ordenado correctamente las letras del enigma. Más os vale aplicaros en esa tarea, jeje, pues esas nueve letras encierran el nombre de la ciudad a la que deberéis dirigiros para resolver este inquietante misterio.



PD: No dejéis de visitar este blog. En breve os daré las claves para solucionar la primera de las pistas. Con ella tendréis vuestra primera porción del mapa del tesoro, y uno de mis cuadros volverá al museo del que nunca debió salir.

No hay comentarios: